Home » Santo Domingo Este » Relleno San Luis: “Bueno, pero no para El Naranjo”

Relleno San Luis: “Bueno, pero no para El Naranjo”

SANTO DOMINGO ESTE.- Las intenciones de construir un relleno sanitario en la comunidad El Naranjo, en San Luis, comenzaron a trillar el camino del conocimiento y las críticas con la presentación a comunitarios de un vídeo que muestra un modelo construido en Puerto Rico con características similares al que se quiere instalar en el lugar.

La iniciativa fue del alcalde Alfredo Martínez junto a Raúl Mañón, director de la Junta Municipal de San Luis. De entrada el alcalde de Santo Domingo Este habla de las bonanzas: la inversión de 13 millones de dólares, la generación de 120 empleos, que asegura son en su mayoría para los que viven en la zona y la solución definitiva al problema del destino final de los desechos sólidos en el municipio de Santo Domingo Este.

De paso critica la actual situación de la basura y la política del Gobierno Central de eliminar los más de 300 botaderos a cielo abierto que existen en el país y que alegadamente generan 20 tipos de enfermedades.

“¿Qué es lo que nosotros le vamos a presentar? ¡Es una industria! Todos aquí saben que el papel, el cartón, los plásticos, vidrios y biomasa tienen un valor en el mercado y eso es lo que se va a instalar allí, un centro de reciclaje, algo moderno. Yo fui estos días a Puerto Rico donde nos mostraron lo que nosotros queremos hacer y si no me dicen que yo estoy en un relleno sanitario yo no me entero”, expresó.

Pero ni el vídeo ni las palabras lograron convencer a la gente que vive en El Naranjo, que lo objetan primero por estar a menos de 100 metros de las bombas de extracción del acueducto Barreras de Salinidad -en el río Ozama-, de donde se abastece de agua a todo el municipio.

Juliana Pérez, presidenta de la junta de vecinos de El Naranjo lo dijo claro: “ Muy buen proyecto, pero no para El Naranjo, como está visualizado está a menos de 100 metros del acueducto, a menos de 100 metros del play y dentro de la comunidad”.

Dijo que el proyecto no es nuevo, que hace más de dos años se lo presentaron a los comunitarios y les dijeron que no por esas y otras razones. Estimó que para que el proyecto sea factible debe estar mínimo a 500 metros de la comunidad y en este caso no lo está.

Su compañero de comunidad, Quintino Peña, corroboró lo dicho y agregó que rechazaron el proyecto por su cercanía con las viviendas y el acueducto, que se habla de 800 tareas y en el lugar no existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *