El leonelismo se reafirma y endurece sus posiciones

La pelea en el PLD se activó desde que arrancó el año
El planteamiento en los medios de prensa en el sentido de que el expresidente Leonel Fernández padecía de un déficit de confianza entre sus potenciales favorecedores, acerca de su verdadera determinación de echar la pelea frente a la reelección, en cualquier escenario, desató un movimiento de reafirmación leonelista.

La publicación del pasado viernes 4 de enero provocó una ola de respuestas, especialmente en las redes sociales, donde los “fedayines” del expresidente lanzaron una ofensiva que al mismo tiempo parecía una defensiva. Llegaron a hablar hasta de una trama contra las aspiraciones de Fernández.

El sector que promueve la candidatura de Fernández se vio obligado a levantarse del reposo que disfrutaba en las Navidades y comienzo de año para defenderse de lo que consideraron un ataque excesivo.

El proyecto Fernández había decidido pausar en el período de Navidad y en efecto, reiniciar sus actividades el lunes 14 de este mes, pero el señalamiento que sugiere la necesidad de que su líder dé notaciones de firmeza y no deje duda de que enfrentará el reeleccionismo, obligó a interrumpir el reposo discursivo.

De hecho, el mismo lunes pasado, el expresidente, que se encontraba fuera del país ese día, fue enterado de la publicación, la cual leyó, y aparentemente no conforme con la respuesta que hasta ese momento se había ofrecido, ordenó a Roberto Rosario, expresidente de la Junta Central Electoral (JCE), responder en los términos en que lo hizo en elCaribe del 7 de enero pasado.

Mediante una comunicación, aseguró que el líder político tiene la firme determinación de derrotar a quienes intentan de nuevo violar la Constitución de la República para “asestar un golpe a la democracia”. Dijo que en lo publicado “se destaca un conjunto de agresiones políticas, dirigidas en contra de la figura del doctor Leonel Fernández”. Y añadió: “cada día crece la fe y la confianza en el agudo liderazgo de Leonel; en su firmeza y determinación de cumplir con el rol que le corresponde como líder nacional, no solo entre sus seguidores, sino en toda la población. Obvia (el analista) que Leonel, en su calidad de presidente del PLD, está llamado a garantizar la unidad de su partido, más allá de las aspiraciones de sus seguidores. También olvida, que una figura de su estatura: intelectual consagrado, tres veces Presidente de la República, heredero político, sin proponérselo, del legado de Juan Bosch, de Balaguer, y de una parte importante de Peña Gómez, lo que le obliga a actuar con la prudencia inherente a esta condición”.

Los leonistas recibieron el cuestionamiento como un elemento negativo a su afán de alzarse con la candidatura presidencial, y después que el debate cobró fuerza, insistieron que se trataba de una conspiración para dañar la figura de Fernández.

Bautista Rojas acciona

Antes de la respuesta elaborada por Rosario, Baustista Rojas Gómez no concentró el foco en lo publicado. Prefirió atacar la intención de sus contrarios, de promover la reforma constitucional para reestablecer la reelección.

Según lo divulgado en Elcaribe.com.do el sábado 5 de enero, Rojas Gómez dijo que bajo ninguna circunstancia el expresidente permitirá que se modifique de nuevo de la Constitución de la República con el único objetivo de beneficiar a una persona, “sea el Presidente de la República o llámese como se llame”.

Rojas Gómez dijo incluso que para los legisladores reunirse solo para la reelección “tendrían que hacerlo en la orilla de un río, porque no permitiremos que se prostituya el augusto salón de la Asamblea Nacional”.

“Bajo ninguna circunstancia vamos a permitir que la Constitución de la República sea tocada a los fines de beneficiar a una persona llámese como se llame, sea el presidente de la República o sea quien sea, la Constitución hay que respetarla”, advirtió Rojas Gómez.

Agregó que Fernández llegará hasta donde tenga que llegar para defender la Constitución y el acuerdo del Comité Político del 2015. “Vamos a llegar hasta donde el otro quiera, ahora la decisión de no permitir que la Constitución sea tocada para beneficio de individualidades es definitiva. En una ocasión dije que probablemente los legisladores tengan que irse a la orilla de un río a sesionar porque el pueblo dominicano no va a permitir que la sede sagrada del Congreso sea mal utilizada por los legisladores, no lo vamos a permitir, nosotros acompañados del pueblo no lo vamos a permitir”, subrayó.

Los diputados se levantan

En medio de lo que vino a ser un proceso de reafirmación, los diputados “fieles a Leonel” lanzaron una proclama de cuerpo presente el miércoles, para expresar su rechazo a una posible reforma constitucional, con lo que buscan “acallar” rumores de que algunos se han salido del redil para apoyar la reelección.

Henry Merán, diputado por San Juan de la Maguana, dijo que 37 diputados leonelistas y 3 aliados se mantienen firmes contra la modificación de la Constitución.

Ese mismo día, el diputado Juan Carlos Quiñones denunció una trama de “noticias falsas” dirigida a afectar a Fernández, supuestamente urdida desde Palacio Nacional.

En paralelo, el diputado Tulio Jiménez dijo que “cuando esa reforma llegue y el Comité Político mande a votar, los verá a ellos mismos votar por eso. No se dividió el PLD en el 2015 y no se dividirá ahora. Esa modificación de la Constitución ya se está preparando”.

Al cobrar impulso el proceso de defensa de los seguidores de Leonel Fernández, Carlos Amarante Baret, uno de los precandidatos anunciados del ala danilista, que se habían recogido durante el fin de año, salió el pasado miércoles al campo de batalla y planteó que Fernández corre con ventaja como presidente del PLD, y en consecuencia, para que la competencia sea justa, debe renunciar al puesto.

La respuesta no se hizo esperar, y ayer, Franklin Almeyda Rancier volvió a la carga y calificó como una impertinencia la solicitud de Amarante Baret. Dijo que esa petición se inscribe en una iniciativa que atribuye a “funcionarios, empresarios y abogados que tienen el propósito de crear un ambiente de presión a través de los medios de comunicación señalando que Leonel tiene debilidades y hacer una campaña pública descalificándolo”.

Balance al torbellino

Al pasar balance al torbellino, podría considerarse que los seguidores de Fernández sintieron la necesidad de deslindar los campos y reafirmar su firme adhesión al líder. Tocaron tambores, y se colocaron en posición de pelea tan pronto despuntó el 2019, para muchos, un año decisivo, durante el cual el presidente Medina deberá definir su futuro político. Deben celebrarse las primarias en los diferentes partidos, y dramáticamente en el PLD, proceso en el cual se decantará en un alto porcentaje lo que será la batalla electoral para 2020.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *