Home » Deportes » El torneo distrital tiene sus sombras, también sus luces

El torneo distrital tiene sus sombras, también sus luces

SANTO DOMINGO. El torneo distrital enfrenta algunos puntos que debe trabajar y otros, tratar de elevarlos. Sin más vueltas, veamos.

Falta de figuras
El talento nativo es poco atractivo, eso no desmerita su esfuerzo de hacer un mejor trabajo, pero aun así son escasas las figuras nativas.

Los refuerzos
Recuerdo una expresión que mencionaba Sergio Abreu: “escucha la palabra, refuerzo”. Algunos de los que aquí compiten, quedan por debajo de lo esperado.

Se confunden entre los nativos, no son líderes, excepto de los equipos de tercera división. De hecho, de 16 refuerzos, sólo dos (Tray Gilder/Barias/20.8 y Paris Bass/El Millón/18.0). Entre los reboteros mejoran algo, con cuatro.

Bajar franquicias
Es un torneo de cuatro equipos como mucho: Mauricio Báez, el Barias, San Lázaro y el cuarto se lo disputan El Millón, San Carlos y Huellas del Siglo. La Abadina debiera bajar de ocho a seis franquicias.

Los dirigentes
Es cierto que todo técnico tiene un punto de partida. Pero no todos son Abraham Disla, que se destacó en su primer año con El Millón. Muchos de los actuales carecen de experiencia dirigencial en todas las categorías y de los ocho, sólo dos están ligados a los programas de selecciones nacionales.

Clubes a revisar
Bameso y Los Prados tienen que mejorar sustancialmente. El material que llevan a cancha no compite. De hecho, además de esos dos, algunos conjuntos parecen de nivel presuperior.

Veamos el otro lado.

Los Suero vs los Fortuna
Se encuentran entre las mejores parejas de hermanos que han competido en el torneo distrital. De mantenerse unidos pudieran superar en el tiempo a los hermanos Fortuna, José y Manuel.

Otros hermanos que juegan o jugaron en la liga son los hermanos, Héctor y Víctor Monegro y en la actualidad Diego y Rayner Moquete, Benito y Michel Flores.

MB, Barias, SL
Sin dudas, aunque la tradición histórica marca Mauricio-San Carlos como los grandes rivales, la rivalidad que tienen mauricianos y barianos desde las categorías menores, los torna en los más atractivos. Eso no quiere decir que sean los finalistas, básicamente por lo titubeante que ha estado el Barias. San Lázaro está ahí y se puede cruzar en el camino.

Henríquez y Graham
Dos jugadores con el concepto de dominican-york.

Le dan cierto brillo al torneo se trata de Adonys Henríquez (San Lázaro) y Herbert Graham (Huellas del Siglo) están entre los primeros 10 anotadores del circuito, el primero con 18.4 en el puesto seis y en el ocho, Graham con 17.9.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *